La mayor hidroeléctrica del mundo en producción de energía

Política ambiental
Tamaño de la letra

La construcción de una hidroeléctrica provoca impactos en la biosfera. Por eso, conservar y proteger el medio ambiente son preocupaciones permanentes de Itaipu Binacional.

Ríos, corrientes y nacientes, que aportan el agua que mueve a la usina, reciben atención especial dentro de las acciones de gestión ambiental. Pero la actuación de la empresa va más allá del embalse y complementa las exigencias de la legislación.

Para preservar la fauna y flora, Itaipu mantiene reservas y refugios biológicos y un corredor de biodiversidad, que promueven la conservación de las matas nativas de la región.

En las áreas devastadas por la práctica agrícola, Itaipu lanzó acciones de reforestación que permitieron el plantío de 20 millones de mudas de árboles en la faja de protección del embalse.

Itaipu, como empresa comprometida con el desarrollo sostenible, también adopta medidas para reaprovechar y reciclar materiales, promueve la educación ambiental de adultos y niños en toda el área de alcance del lago de la usina e incentiva prácticas ecológicamente correctas en la agricultura, en la pesca y en las actividades de esparcimiento.

Dentro de las acciones socioambientales, el compromiso con la mejoría de la calidad de vida de las comunidades vecinas a lo largo asegura énfasis especial a la salud de estas poblaciones.

Desde 2003, la responsabilidad socioambiental integra la misión institucional de la Itaipu, un compromiso de la empresa, sus empleados y colaboradores con la sociedad y la vida en el planeta.

Contenido Relacionado
No hay archivos disponibles.