La mayor hidroeléctrica del mundo en producción de energía

Misiones jesuíticas
Tamaño de la letra

¿Qué son?
Ruinas históricas construidas por religiosos de la Orden de los Jesuitas en Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay.

¿Qué hacer?
Conocer las ruinas e iglesias de las Misiones Jesuíticas revela parte del esplendor del arte europeo traída al Cono Sur por los padres jesuitas. Ocupaban las reducciones jesuíticas los indios guaraníes, atraídos por la prédica del Evangelio. Las misiones eran auténticas ciudades instaladas en la selva, entre los siglos XVII y XVIII. Además de la iglesia, que era el centro de todo, tenían hospital, asilo, escuelas, casa y comedor, oficinas y hasta pequeñas industrias. Fue en las reducciones que se comenzó a industrializar el hierro, a producir los primeros tejidos y a la cría de ganado en el continente. Sólo en Paraguay y en Argentina, más de 100.000 guaraníes habrían sido reducidos a las misiones. Al final del siglo XVIII, después de grandes conflictos, con miles de muertos, especialmente de indios, Portugal y España expulsaron a los jesuitas. Los indios acabaron exterminados, mientras que las reducciones perdieron la riqueza que antiguamente tenían a consecuencia de batallas.

¿Cuándo?
A lo largo del año, agencias de turismo organizan paquetes partiendo de Foz do Iguaçu. El turista conoce las siete misiones paraguayas y 14 sitios en territorio argentino. La ruta consume un día entero de viaje.

¿Dónde?
De las 30 reducciones jesuíticas identificadas en el Cono Sur, siete están en el Este de Paraguay y 14 en el Norte de Argentina, próximas a la frontera con Foz do Iguaçu, dentro de un radio de 300 kilómetros.