La mayor hidroeléctrica del mundo en producción de energía

Responsabilidade Social
Debaten sobre lecciones aprendidas del emblemático proyecto “Barrio San Francisco”
Tamaño de la letra
06/11/2019

Varias instituciones involucradas en forma directa en el proyecto social “Construcción del Barrio modelo San Francisco”, de Zeballos Cué, se reunieron este martes en el Edifico ITAIPU, sede Asunción, para debatir sobre las lecciones aprendidas y las buenas prácticas que a partir de este emprendimiento exitoso se pueden replicar en futuros proyectos de igual naturaleza.

De manera cronológica se abordaron las diversas etapas como: la identificación de las familias en riesgo de 5 barrios inundables; la posterior selección de beneficiarios; la etapa de mudanza y, por último, la etapa de organización comunitaria.

La jornada de análisis técnico estuvo organizada por la Organización Hábitat para la Humanidad Paraguay (HPHPY), que desde el 2016 se encargó del componente social del barrio.

Participaron técnicos de las instituciones que han aportado conocimiento y experiencia al proyecto, además de expertos, investigadores, profesores y estudiantes de los últimos años en carreras afines al desarrollo social.

“Se trata de un taller de sistematización de actividades en el Barrio San Francisco, a modo de síntesis, de todas las situaciones planteadas y de las metodologías utilizadas. Se busca generar conocimiento colectivo sobre la experiencia de reasentamiento de comunidades en situación de riesgo en Paraguay”, señaló Lilian Cabrera, jefa de la División de Estudios de la Dirección de Coordinación de la ITAIPU.

Por su parte, Mary Lechenuk, directora ejecutiva de Hábitat para la Humanidad-Paraguay, manifestó que “las lecciones aprendidas ayudan a evitar dispersión, a hacer escala, a administrar mejor los recursos; por ello la importancia de este tipo de convocatoria, donde varias instituciones puedan dialogar sobre un tema central como este”.

Mary Lechenuk

También calificó de un avance significativo, dentro de las políticas públicas, el mencionado proyecto social, que fue encarado por el Estado paraguayo a través del apoyo de ITAIPU.

María Cristina Florentín, en representación de la Binacional, explicó la participación que se tuvo dentro del proyecto. Precisó que el diseño y la construcción del complejo habitacional que hoy alberga a 1.000 familias ribereñas (más de 5.000 personas) estuvo íntegramente financiado con fondos sociales de la Entidad.

En la ocasión, la pobladora del barrio, Matilde León, ofreció su testimonio sobre el cambio radical que representó para ella y su familia mudarse desde las zonas inundadas de la ribera del centro capitalino hasta el nuevo complejo habitacional.

Buenas prácticas

Durante el encuentro se citaron las principales buenas prácticas surgidas a partir de este proyecto: los pobladores fueron los aliados claves del proyecto, gracias a la confianza hacia los gestores; seguimiento familiar permanente; la constante validación de datos logró transparencia; el mapeo georreferenciado ayudó a monitorear el avance en el proceso. Así también, la información organizada fue fundamental para la toma de decisiones, entre otros.

El documento final proveniente de este encuentro estará disponible para todas aquellas personas interesadas en conocer sus conclusiones.