La mayor hidroeléctrica del mundo en producción de energía

Institucional
Desarrollo económico y energías renovables de Itaipu
Tamaño de la letra
01/11/2013
La mesa de disertantes, compuesta por importantes referentes del serctor energético de América Latina.

En representación de la entidad, el director general paraguayo de Itaipu, James Spalding, ofreció una disertación sobre “Energías Renovables, como vector del Desarrollo Económico Local”. El II Foro Mundial de Desarrollo Económico Local, concluye este viernes 1 de noviembre, en Foz de Yguazu, Brasil.

Ante un auditorio conformado por personas provenientes de más de 40 países, el director general de Itaipu James Spalding, brindó detalles de los proyectos y las acciones que lleva a cabo la entidad con respecto a las energías renovables, como así también la influencia de las mismas en las comunidades de la zona de influencia de la empresa.

El doctor Spalding compartió la mesa con otros cinco disertantes: Miguel Rossetto; director presidente de Petrobrás, Bio Combustible; María Slaverría, directora administrativa del SICA; Beto Lunitti, intendente de Toledo, Brasil; Mercedes Antía; directora general de desarrollo, de San José, Uruguay y Milton Flavio, sub-secretario de Energías Renovables del Gobierno de San Pablo, Brasil.

El evento contó además con la presencia del director general brasileño de Itaipu, Jorge Samek, en el auditorio.

Misión, Visión y Desarrollo Económico

James Spalding explicó la misión de la empresa, que consiste en generar energía eléctrica de calidad, con responsabilidad social y ambiental, impulsando el desarrollo económico, turístico y tecnológico sustentable, en el Paraguay y en el Brasil; igualmente definió la visión, que propone que para el 2020 Itaipu Binacional se consolide como generadora de energía limpia y renovable, con el mejor desempeño operativo y las mejores prácticas de sustentabilidad en el mundo, impulsando el desarrollo sostenible y la integración regional.

Al referirse al desarrollo económico local de Itaipu, se enfocó en tres puntos principales; fomentar el desarrollo socioeconómico de las áreas de interés; fomentar la investigación e innovación para el desarrollo energético y tecnológico, con énfasis en la sustentabilidad y, potenciar el desarrollo turístico de la región.

El director general paraguayo de Itaipu, James Spalding, explicó que la entidad realiza un arduo trabajo en la promoción de las energías renovables.

Como otro punto, mencionó el “Impacto del uso de energía de Itaipu Binacional en el Desarrollo Económico Nacional”, señalando que en el año 2012, la entidad rompió su propio récord de generación de energía eléctrica al alcanzar 98,2 millones de MWH. Explicó además que, en el mismo año, Paraguay recibió USD 600.000.000 en concepto de royaltíes; utilidad de capital; resarcimiento por carga de administración y compensación por cesión de energía.

“Quiero destacar la gran visión que se tuvo desde sus inicios, donde ya se hablaba de la importancia de inyectar recursos producidos por Itaipu a las economías locales. Esto ha permitido que, desde el inicio de Itaipu, al año 2011, el Paraguay haya recibido 6 mil millones de dólares en este concepto. Solo el año pasado, han ingresado al Paraguay a través del Gobierno Nacional, 600 millones de dólares, y eso hace que mensualmente al Tesoro Nacional estén ingresando 50 millones de dólares gracias al funcionamiento de Itaipu Binacional como concepto de royaltíes y otras compensaciones”, aseveró.

Al respecto, valoró que desde el año 1997 inició una transición para que el 50 por ciento de los royaltíes sean destinados justamente a los municipios y gobernaciones del país. “Es un excelente ejemplo de cómo una obra de esta magnitud llega a las comunidades más pequeñas del Paraguay, donde los fondos son inyectados a través de las prioridades de las comunidades”, expresó.

Explicó además que el Gobierno Nacional no impone a los municipios lo que deben hacer, mientras sean obras de infraestructura, educación o gastos sociales.

Prosiguiendo con su disertación, señaló que la entidad impulsa cuatro ejes de desarrollo; el Económico, Social, Turístico y Tecnológico, buscando llegar a todo el país para apoyar la atención a las necesidades locales relacionadas con en desarrollo económico social.

Hizo destaque también a otros dos puntos: el Parque Tecnológico Itaipu, en donde tienen convenios firmados con el SENIVE, para capacitar a jóvenes de la región; y la red de hospitales de la Fundación Tesãi, que no solo atienden a empleados de Itaipu y sus familiares, sino que también inyectan aproximadamente seis millones de dólares para gastos de salud de la población más desprotegida.

“La huella de Itaipu se ve todos los días y en ámbitos que serían imposibles de cubrir en apenas 10 minutos”, dijo.

Energías alternativas

Al respecto de la energía, mencionó que Itaipu no está conforme con solamente generar su propia energía, sino que se buscan formas innovadoras y a través de alternativas, citando como ejemplo la energía solar para el desarrollo económico local, proyecto gracias al cual existen 10 aldeas beneficiadas (2.118 indígenas), con una potencia instalada de 16,2 Kw/h; radio comunitaria solar en aldeas del Chaco, que cubre 6 aldeas (1.112 indígenas), con un alcance de 25 kilómetros.

El doctor James Spalding brindó detalles de los proyectos que se realizan en todo el Paraguay respecto a las energías alternativas, como la eólica y solar.

Además de 81 paneles instalados; ventiladores e iluminación en aulas; heladeras para puestos de salud; centros de recreación iluminados y la capacitación a líderes para el uso de la tecnología.

Explicó también que se impulsa la energía del biogás para el desarrollo económico local, para el aprovechamiento de energía eléctrica a partir de biogás industrial. Al respecto, comentó una experiencia de alianza público privada entre ITAIPU, FPTI, ANDE y la granja San Bernardo; donde se obtienen resultados como la producción de 40 mil cerdos al año; 25.550.000 litros de desechos al año y una laguna que recibe el desecho procesado con capacidad para 3.000 m3.

“Estos son ejemplos de cómo Itaipu está buscando que a través de las innovaciones se puedan replicar en otras zonas del país, ya como inversión privada dado que los resultados compensan la inversión con creces”, afirmó.

Mencionó asimismo que Itaipu apuesta a la eficiencia energética para el desarrollo económico local, donde un vehículo recorre todo el país con la tarea de la difundir conceptos y buenas prácticas en eficiencia energética.

“Itaipu para el año que viene ya está financiando un estudio del mapeo solar y eólico de la región del Chaco, vemos que hay muchas posibilidades de inversión, poblaciones alejadas del sistema de transmisión y, con este sistema se ahorra la construcción de las líneas”, expuso.

En conclusión mencionó que para el 2020, Itaipu Binacional se consolidará como generadora de energía limpia y renovable, con el mejor desempeño operativo y las mejores prácticas de sustentabilidad en el mundo, impulsando el desarrollo sostenible y la integración regional.

“No tengo dudas y sabiendo que tengo un colega como el doctor Samek esto está encaminado para ser una realidad, tal vez antes del tiempo establecido”, finalizó.