Líder mundial en generación de energía limpia y renovable

Energía
Hubo leve mejoría, pero continúa la operación sincronizada en ITAIPU por la crisis hidrológica
Tamaño de la letra
13/10/2021

Entre los meses de julio y agosto de este año fue el período hidrológico más crítico y la Central Hidroeléctrica ITAIPU operó con el mínimo de unidades sincronizadas en algunas ocasiones, actualmente las condiciones para la generación están mejorando, informó el superintendente de Operación de la Binacional, Ing. Hugo Zárate.

Explicó que en la usina están operando entre 14 y 18 unidades generadoras sincronizadas debido a que el río Paraná se encuentra con caudales muy por debajo de su promedio con respecto a los inicios de la operación de la usina en el año 1.984. “A modo de referencia, el caudal afluente promedio al embalse de ITAIPU es aproximadamente 11.500 m3/s. Este año (2021) estamos con un promedio de 6.800 m3/s, lo que representa el 59% del promedio histórico. Valores semejantes eran más frecuentes antes de la década del 70, cuando aún no estaban operativos los embalses de regularización sobre el río Paraná”, apuntó el Ing. Zárate.

Superintendente de Operación de ITAIPU, Ing. Hugo Zárate

Refirió que considerando el estado de almacenamiento de los embalses aguas arriba de ITAIPU, la situación hidrológica de la cuenca del río Paraná y las previsiones climáticas actualizadas, no se espera que el problema pueda subsanarse completamente para el año 2022.

Añadió que, esto ya provocó una caída del 15% en la producción eléctrica con respecto al 2020, y un 35% respecto al 2016, cuando se alcanzó la máxima generación. La producción esperada para el año 2021 con relación al 2020 es inferior en 12%, y 35% inferior con relación al 2016.

“Como la ITAIPU Binacional es una central de pasada, esto significa que no contamos con una capacidad significativa de almacenamiento de agua. Siendo así, su producción está estrechamente relacionada al caudal afluente. A menor caudal afluente, menor producción, y viceversa”, remarcó el superintendente de Operación.

Recordó, a modo de comparación, que la producción anual promedio del período 2000-2018 fue de aproximadamente 91.600 GWh. El récord de producción anual fue en el año 2016 con 103.000 GWh. “Ya en el 2020 hemos cerrado con 76.382 GWh y estimamos cerrar el 2021 con cerca de los 67.000 GWh”, recalcó.

Asimismo, el Ing. Hugo Zárate mencionó que esta situación afecta a ambos países y que, en términos de capacidad de producción de energía hidroeléctrica, esto no es exclusivo del río Paraná.

Reducción de niveles de almacenamiento

“En los últimos años se ha verificado una tendencia de reducción de los niveles de almacenamiento de los embalses del sistema brasileño, principalmente atribuida a la escasez de lluvias. Esto conlleva a la necesidad de accionar una mayor cantidad de usinas termoeléctricas, que son más caras, aumentando el costo de la energía para el consumidor final de ese país. Adicionalmente, existen otros tipos de impactos relacionados con los usos múltiples del agua, tales como navegación, turismo, irrigación, abastecimiento de agua, y eventuales daños ambientales”, señaló.

Consultado sobre lo que representa la caída de la producción en términos económicos, el ingeniero Zárate aclaró que, en el caso de ITAIPU, por la manera en la cual se facturan los servicios de electricidad, no se puede hablar de pérdidas. “Conforme al Tratado, los contratos son por disponibilidad de potencia y no por la energía suministrada. Adicionalmente, también por Tratado, la ITAIPU es una empresa que opera a costo, esto significa que no puede tener pérdidas ni lucros”, precisó.

Sin embargo, agregó que existen otros tres rubros económicos que son afectados directamente por la producción de energía: las regalías, que son los montos que la ITAIPU debe transferir a los estados condóminos y son calculados en función a la producción de la usina.

“De esta manera, como se esperan valores más bajos de producción, se transferirán montos menores en este concepto. Asimismo, los encargos de administración, transferidos a la ANDE y Eletrobras, serán menores porque también son calculados en función a la producción de energía. Igualmente, el estado paraguayo recibirá un monto menor en concepto de energía cedida al Brasil”, puntualizó el superintendente de Operación de la Entidad.