Líder mundial en generación de energía limpia y renovable

Responsabilidad Social
ITAIPU benefició a 32.000 personas vulnerables con centros de derivados de soja en el 2021
Tamaño de la letra
14/01/2022

Un total de nueve centros de producción de derivados de soja fueron habilitados durante el 2021, beneficiando a 6.400 familias, lo que equivale a unas 32.000 personas vulnerables que residen en Asunción y varios distritos del departamento Central. Este proyecto, financiado por ITAIPU Binacional a través de su Asesoría de Responsabilidad Social, forma parte del programa Ñapu'ãke, el cual es liderado por la Oficina de la Primera Dama (OPD).

A la fecha, se reportan entre 1.000 a 2.000 litros mensuales de leche de soja producidos por comunidad y entre 20 a 40 kilogramos mensuales de café de soja, también por comunidad beneficiada.

Para el presente año se tiene previsto inaugurar otros 10 centros en las mismas zonas geográficas en el marco de la iniciativa denominada “Seguridad alimentaria y nutrición a base de soja en comunidades vulnerables de Asunción y del Departamento Central”, llevado adelante por la Fundación Comunitaria Centro de Información y Recursos para el Desarrollo (CIRD).

Daniel Ramírez Brizuela, asesor de Responsabilidad Social de la Binacional, señaló que el objetivo de este proyecto social es contribuir con la seguridad alimentaria de las comunidades beneficiarias y al mismo tiempo instalar capacidades que permitan la sostenibilidad a futuro del proyecto.

En febrero del año pasado se entregaron los primeros centros, lo que impactó positivamente en la Comisión Vecinal de Fomento Territorial Social “Cerro Corá”, de Luque, que aglutina a 650 familias; y en el Comité Oleros Unidos de Valle Pucú, situado en Areguá, en el cual se hallan agremiadas unas 500 familias.

Otros tres centros de las mismas características se habilitaron en el mes de agosto. Uno de ellos está ubicado en el barrio “Patria Nueva 1 y 2”, de Itauguá, donde habitan unas 300 familias. Otro se encuentra en el barrio “Santa Inés”, situado en Ybyraro de Capiatá, que posee una población meta de 3.000 familias. El último se instaló en el Asentamiento “9 de Noviembre y Conavi”, de Itá, para beneficiar a otras 300 familias de escasos recursos.

A finales de octubre, con presencia de la Primera Dama de la Nación, Silvana Abdo, quedó habilitado un nuevo centro de producción de derivados de soja en Itá. Fueron beneficiadas familias indígenas de las comunidades “Mbokajatymiri” (Ava Guaraní) y Ñe Vanga Renda y Yary Miri (Mbya Guaraní).

En noviembre las habilitaciones se registraron en Lambaré, para ayudar a 600 familias agrupadas en la Asociación de Vecinos del Barrio San José; y en Mariano Roque Alonso, donde 600 familias comparten los beneficios de la producción del centro y las mismas acuden al Centro de Escucha Casa San Miguel, perteneciente a la Congregación Sagrado Corazón de Jesús.

El proyecto cerró el exitoso año 2021 con la habilitación de otra unidad procesadora en las instalaciones del Comité de Mujeres Kuña Guapa, situado en Limpio, que alcanzó a favorecer a otras 300 familias.

Cabe señalar que durante el inicio del proyecto, en el año 2020, se inauguraron los Centros en “Nueva Asunción”, en el barrio Tarumandy de Luque que da respuestas alimenticias de calidad a unas 1.200 familias; y en el Centro Educativo Departamental Dr. Carlos Pastore, localizado en el distrito de J. Augusto Saldívar, alcanzando a unas 650 familias de vida humilde.

Asimismo, en el primer año del proyecto quedó habilitó el Centro Comunitario COCY, localizado en el barrio Yukyty de Asunción, cumpliendo con las necesidades alimentarias de unas 800 familias.