La mayor hidroeléctrica del mundo en producción de energía

Sala de Prensa
Joven postulante supera barreras y logra el mayor puntaje en examen
Tamaño de la letra
11/02/2019

Con el deseo de convertirse en ingeniero en Informática, Abel Ferreira Roig Ocampos (18), sorteó todos los obstáculos para llegar hasta la sede de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Asunción (FIUNA), el pasado 8 de febrero, y así rendir la prueba de competencias básicas para acceder a una de las 1.500 Becas de ITAIPU. Su esfuerzo valió la pena, pues fue el que obtuvo el puntaje más alto entre los postulantes, logrando 37 del total de 40 puntos.

Sobre esta oportunidad de formación profesional que brinda la ITAIPU Binacional a la juventud paraguaya refirió que es una iniciativa muy buena porque hay muchos jóvenes con gran potencial para estudiar, pero no pueden hacerlo porque no tienen recursos para acceder a una educación de calidad. “Solo si el joven se forma podrá conseguir trabajo, y de esta manera podrá salir adelante y también contribuirá con el país”, recalcó.

Abel es el mayor de tres hermanos y un ejemplo para conocidos y extraños; su discapacidad física no es un impedimento para lograr sus metas. Es un joven sobresaliente, con cualidades de superación y motivación admirables. Desde el colegio, siempre se interesó en Informática y el campo que más le atrae es la programación de softwares, aplicaciones móviles y videojuegos.

Premio al esfuerzo

Alumno aplicado y mejor egresado con promedio 5 del Centro Educativo Los Laureles, de Asunción, comentó que se enteró de la Convocatoria 2019 de las Becas ITAIPU a través de las redes sociales, y que en todo momento recibió el apoyo de sus familiares y amigos para postular a una de las 1.500 plazas para carreras universitarias.

“Si realmente tenés ganas de ingresar, te vas a esforzar. Lo primero que necesitas saber es la carrera que te gusta, así todo será más fácil para los jóvenes. Tenés que dar todo lo mejor de vos; si realmente querés, vas a esforzarte para lograrlo”, puntualizó el joven.

Respecto a la evaluación que le tocó aplicar como parte del proceso de postulación a las becas de la Entidad, dijo que desde hace tiempo está estudiando Matemática, de cara a los exámenes de ingreso universitario, por lo que la sección de cálculos matemáticos le resultó fácil. Mencionó que al ver tantos jóvenes en el predio de la FIUNA, se sintió confiado en todo tiempo, pero reconoció que era la primera vez que veía tantas personas en un mismo lugar, hecho que le impulsó aún más a dar lo mejor de sí.

Su mensaje para los jóvenes es que si de verdad sienten el deseo de estudiar y convertirse en profesionales, tienen que poner empeño y ser constantes. “Hay que ponerle ganas a lo que uno hace, siempre vale la pena intentar para lograr lo que uno realmente quiere”, concluyó.