La mayor hidroeléctrica del mundo en producción de energía

Sala de Prensa
Personas con discapacidad de Alto Paraná valoran importancia de terapia ocupacional
Tamaño de la letra
07/12/2018

Los integrantes de la Asociación de Impedidos Físicos del Alto Paraná (Aifap) viene desarrollando un programa de capacitación y empleo directo, con el apoyo financiero de la ITAIPU Binacional. Con clases teórico – prácticas desarrolladas por profesores especialmente contratados, hombres y mujeres se vuelven expertos en carpintería y costura.

En cuatro años de trabajo, un total de 13.630 pupitres fueron elaborados y posteriormente distribuidos por la ITAIPU a escuelas públicas de todo el país. También confeccionaron unas 3.000 toallas e igual cantidad de frazadas, tipo polar, que fueron donadas a centros de beneficencia del área de influencia de la represa de ITAIPU y en otras ciudades del país.

Estos resultados fueron dados a conocer en la semana en que se celebró el Día Internacional de las Personas con Discapacidad (Lunes 3 de diciembre).

“Como persona con discapacidad, siento que soy útil, para mí y para mi familia. El trabajo dignifica y desde que estamos colaborando con la ITAIPU, no nos sentimos excluidos. Dieron un nuevo sentido a nuestras vidas”, expresa Jorge Britez, tesorero de Aifap y a la vez gestor del convenio, que en su cuarto año lleva adelante la Asociación con la ITAIPU.

Jorge asegura que la sensación de bienestar por disponer de un trabajo se triplica cuando se trata de una persona con discapacidad porque “nos sentimos parte de la sociedad, y eso es bueno”, puntualiza. Califica la actividad como una auténtica terapia ocupacional, porque “al salir de nuestras casas, le damos un nuevo sentido a nuestras vidas”.

El proyecto tiene además un enfoque de sustentabilidad, pues a lo largo del tiempo se ha mantenido el programa de capacitación e inserción laboral de las personas con discapacidad de Alto Paraná.

Por su parte, Derlis Almeida, presidente de la nucleación, ratificó los buenos resultados obtenidos diciendo que “las personas que acuden al taller se sienten bien, incluso muchas de ellas, se recuperan de algún problema emocional o trauma que sufrieron a raíz de algún accidente”.

Dijo que él mismo llegó hace 6 años, y que con su trabajo en la carpintería se pudo “recuperar de muchos problemas”.

“Somos personas con discapacidad física pero muy responsables y queremos crecer más, día a día”, remarcó Derlis.

Volumen de producción

En el taller de la Asociación que funciona en un predio del Área 8 de Ciudad del Este, actualmente se capacitan 33 personas, de las cuales 5 son mujeres, con discapacidad motora, y 28 hombres, con la misma discapacidad.

Los alumnos del sector de carpintería trabajan por metas semanales, que se resumen en la elaboración de 200 sillas con pupitres y 20 kits de mesitas con sillitas (4 unidades). Mientras que las mujeres se capacitan en el sector costura y acuden al taller tres veces por semana para cumplir con la meta de 360 frazadas polar y toallas para baño. Los conocimientos aprendidos sirven para que puedan obtener empleo en otro sitio y seguir aportando a la manutención de sus familias.

Desde el año 2014 a la fecha, la Entidad ha destinado aproximadamente G. 4.000 millones en este programa social, beneficiando a más de 80 personas, de las cuales 10 han conseguido trabajo permanente dentro de la mencionada nucleación, convirtiéndose en agentes multiplicadores.