Líder mundial en generación de energía limpia y renovable

Energia
Superintendencia de Mantenimiento de ITAIPU repara equipos con impresora 3D
Tamaño de la letra
11/01/2022

La Superintendencia de Mantenimiento, dependiente de la Dirección Técnica de ITAIPU, logró la reparación del disyuntor de campo de la Unidad Generadora 18 A (U18A) de la Central Hidroeléctrica, con la ayuda de una impresora 3D. Se trata de un novedoso método de restauración, implementado por un área cuya principal característica es la constante innovación para el desarrollo de sus tareas. 

El disyuntor de campo es un equipo que tiene la función de interrumpir el circuito de excitación de la unidad generadora en caso de anomalías, además de permitir la ejecución de maniobras operativas y pruebas de mantenimiento. El pasado 3 de diciembre, se produjo la rotura de un componente de este disyuntor (tirante moldeado) provocando que abriera el circuito a una velocidad mucho menor a la adecuada.

Este hecho, que hizo que la U18A no esté disponible temporalmente, requirió la rápida intervención de un equipo binacional de las superintendencias de Mantenimiento y de Operación. Técnicos e ingenieros resolvieron el problema y la máquina volvió a funcionar.

El tiempo normal de apertura del interruptor es inferior a los 0,1 segundos. Durante la falla, tardó 3 segundos en abrirse, tiempo suficiente para provocar daños a sus componentes.

Munidos con el diagnóstico y los componentes que estaban dañados, el equipo de técnicos inspeccionó y verificó lo que debía ser reparado y reemplazado; sin embargo, se topó con un inconveniente: como no hay repuestos para todos los equipos instalados en la planta, el fabricante estimó un período de 120 días para reparar el interruptor, que hasta el momento no tenía historial de fallas conocidas en este mecanismo.

Reconstrucción en impresora 3D

La solución fue utilizar la capacidad intelectual de los profesionales del cuadro propio de ITAIPU, para alcanzar resultados eficientes en un corto plazo. Con esfuerzo y dedicación, el equipo logró que el disyuntor volviera a funcionar en tan solo seis días.

La parte dañada (tirante) se reconstruyó en la impresora 3D de la División de Laboratorio. Las láminas extintoras del arco, otros componentes que presentaban problemas, fueron fabricadas en acero al carbono por el taller mecánico de la División de Mantenimiento Mecánico de Unidades Generadoras, con apoyo de la División de Servicios, utilizando la máquina de corte a chorro de agua.