La mayor hidroeléctrica del mundo en producción de energía

Responsabilidade Social
Verifican progreso del Puente de la Integración y destacan aporte al desarrollo económico del país
Tamaño de la letra
14/09/2020

El futuro Puente de la Integración sobre el río Paraná, en plena etapa de construcción, con financiamiento de la ITAIPU Binacional, no solo ayudará a descomprimir el paso vehicular sobre el Puente de la Amistad, sino que tendrá un impacto favorable sobre gran parte de la economía nacional, estimó el viceministro de Obras Públicas, ingeniero Ignacio Gómez.

El subsecretario de Estado realizó esta semana una verificación del progreso de los trabajos en la cabecera que da hacia Presidente Franco, acompañado por el asesor técnico de la Dirección de Coordinación Ejecutiva de la Binacional, Pánfilo Benítez, y los encargados del consorcio constructor.

“Vemos con mucho entusiasmo el avance de las obras, que según los informes que nos brindaron incluso está adelantado, lo que implica que el puente podrá concluir en el plazo previsto para el año 2022”, declaró Gómez.

Refirió que el Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones, prevé un proyecto complementario al Puente de la Integración para conectar la nueva infraestructura vial con la Ruta PY 02, lo que va a permitir el transporte y paso de cargas provenientes del norte y del sur, así como de la zona centro y la ciudad capital del país.

“Va a permitir movilizar la producción agrícola, ganadera e industrial, ayudando así a un mayor desarrollo de la economía nacional”, agregó.

Los trabajos del segundo puente internacional entre Paraguay y Brasil sobre el río Paraná, en la margen paraguaya, se centran en estos momentos en la construcción de la segunda columna de la torre principal, además del montaje de la caja de equilibrio.

Las tareas de hormigonado se realizan en turnos de 24 horas, con el fin de optimizar los plazos y garantizar la máxima resistencia de la estructura, con un sistema constructivo de deslizamiento.

La obra, financiada por ITAIPU Binacional por aproximadamente 84 millones de dólares, va tomando forma en ambas márgenes del río Paraná. Todos los frentes se desarrollan bajo estrictas medidas sanitarias para frenar la propagación del covid-19.